Oct 18, 2017 Last Updated 9:27 PM, Sep 11, 2017

¿Quién causa tanta alegría? ¡La Concepción de María!

CORNAP celebra Purísima en comunidades rurales del distrito 2 de Managua. CORNAP celebra Purísima en comunidades rurales del distrito 2 de Managua.
Publicado en Gestion 2011
Visto 723 veces
Valora este artículo
(0 votos)

Pobladores de las comunidades de El Mirador, La Ollada, Los Membreños, Cruz del Paraíso y San Isidro de la Cruz Verde, ubicadas en el distrito I de Managua celebraron con trabajadores del Gobierno Cristiano de la Corporación Nacional del Sector Público (CORNAP) el rezo a la Purísima y cantar con fervor a María este mes de diciembre.

En Diciembre Nicaragua entera se entrega al fervor Mariano, es el mes en que la fe religiosa se impone ante cualquier situación, porque toca los corazones del pueblo.

La compañera Carmen Reyes García, Presidenta de la CORNAP, dijo a los pobladores de las comunidades que esta celebración de la gritería junto al pueblo es orientado por el Presidente Daniel Ortega, quien desea llevar alegría a las familias nicaragüenses que tiene fe en la Virgen María.

Yaniris Castillo secretaria política adjunta explico que desde hace meses han trabajado en la organización de la celebración de la Purísima en las comunidades rurales de distrito en coordinación con miembros de la Juventud Sandinista de las comunidades.

Esta tradición Surgió en la ciudad de León, en la iglesia de San Francisco a principios del siglo XVIII, y fue traída a nuestro continente por los españoles, específicamente los hermanos franciscanos.

Quién causa tanta alegría? Este (grito) es el mayor simbolo cultural y religioso, que identifica al nicaragüense niño, joven y adulto que proclaman con ánimo desde los altares a la Virgen María.

Los pobladores cantaron los versos de ¡Tu Gloria, Tu Gloria!, ¡Por eso el Cristianismo!, ¡Oh Virgen de Concepción!, ¡Salve Virgen Bella!, ¡Salve, Salve Cantando a María!, ¡Dulces Himnos!, y la tradicional ¡Toda Hermosa Eres María!, con alegría pidiendo a la Virgen que el próximo año traiga bienestar.

Lo más importante de esta celebración, es no olvidar la verdadera intención de esta festividad religiosa, reflexionar en el amor al prójimo, olvidarnos del odio, el egoísmo que tanto está contaminando al mundo, despojarnos de las ambiciones de poder y sobre todo no olvidarnos de Dios.